sábado, 20 de diciembre de 2014

Volver a empezar

Cuánto tiempo desde la última entrada!

Casi 8 meses, un poco menos que mi embarazo de 38 semanas. Y ahí está el volver a empezar.

Un dilema antes de que llegue el bebé fue, qué hago con la cuna?! Yo había reciclado la cuna de mis hijas porque la menor tiene 4 y ya no necesitaba una cuna en casa, y le había invertido tiempo y trabajo para que cada hija la usara, tenía valor sentimental como para deshacerme de ella y entonces esto fue lo que hice:





Me falta terminarla, quiero ponerle vidrio líquido a la tabla de arriba y fijarla más, pero no es prioritario por ahora.

Me pareció buena idea usar lino estampado para embellecerla y realmente me gusta como quedó.

Y decidí solucionar el dilema de la cuna así:








No quería gastar un dineral en una cuna nueva (es el último) así que compré una cuna portátil de tela, la adapté un poco y le hice una base con una maderas para que quede a la altura de mi cama y no tener que pararme a la noche durante los primeros meses para darle de comer. Fácil, útil y barato =)

Sí, sí, también compré una cuna funcional para más adelante =).


Otra mirada


Siempre fuimos de la idea de familia numerosa. Desde que empezamos a salir con mi esposo (hace 18 años cuando teníamos 18) mirábamos la cruz del sur y decíamos que era nuestra familia, nosotros los punteros y las cuatro estrellas nuestros hijos y finalmente parece que así va a ser.
Debo reconocer que fue muy movilizante enterarme que estaba embarazada, no estaba 100% convencida, pero tampoco había renunciado a la idea de un hijo más.
Había empezado a volar y tenía que volver a la tierra. Un bebé demanda mucho tiempo y cuerpo y fueron casi que estos 8 meses de ver por dónde lo miraba de nuevo.

Muchas veces me frustro por no trabajar, o no hacer algo "significativo" para mejor el entorno, quería volver a la escuela, a la educación en la que tanto creo para liberar a las personas y estar en casa no me alcanza, explorar algo artístico/creativo que tanto tiempo negué y con un bebé cómo lo hago?!

Entonces me di cuenta de lo significativo de ser madre. Criar hijos con valores, con moral, amorosos, atentos al otro, es hacer algo significativo por dejar un mundo mejor, no son mi granito de arena, son mis miligramos de oro. No sé si estoy haciendo un buen trabajo, y es más, al escribir esto siento el peso de la responsabilidad y las fallas sobre mis hombros, pero me estoy esforzando y me quiero esforzar con el que viene también. Trato de ser muy consciente en cómo los crío y trato de no limitarlos a mis caprichos y deseos. También trato de aprender sobre la marcha y corregir el curso cuando recibo un tirón de orejas. Por otra parte, el nuevo integrante encuentra una mamá más madura y segura y libre. No debe ser casualidad que llegue en este momento de mi vida.
Mientras  la escuela puede esperarme un par de años más, ya volveré a lo que es mi vocación y volaré junto con mis pichones. Y la creatividad y el arte inexplorado y rústico lo seguiré usando para hacer disfraces y deseos de mis hijos, como esta cama de mi mediana:















2 comentarios:

  1. Ana, querida, es siempre un bálsamo de gratitud y armonía leerte. Estás dado al mundo mucho más de lo que creés que das y probablemente allí se encuentra tu privilegio. Voy a escribirte en detalle dentro de unos días, pero no quería irme sin comentar y dejarte el enlace a un post que leí días atrás y que bien puede servirte.
    Un beso MUY grande, que disfruten de una santa Navidad, un próspero 2015, rodeados del amor infinito de Jesús hecho luz y hogar en esa hermosa familia que has sabido construir.
    Todo mi cariño, a la distancia y solo conociéndote en palabras.

    http://eralamaga.blogspot.com.ar/2014/12/tiempo-de-cosechas.html
    "Porque estas son las cosechas que más me importan, que más disfruto y agradezco.
    Y durante el tiempo que sea necesario, es la tierra que más voy a seguir abonando con todos los nutrientes que haga falta."

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana !!! Cuando leía tus palabras a mi también se me vino a la mente el post que te recomienda Silvia, yo lo leí ésta semana y para mi fue sumamente movilizador, habla un poco de lo que vos estás contando y lo que a muchas de nosotras nos pasa. La crianza de nuestros niños, dejar una vocación/profesión de lado, desarrollar una veta creativa , reinventarnos. A veces yo también minimizo lo que realmente es criar a los hijos, pero hay que replanteárselo y mirarlo desde otra óptica, el hecho de poder brindarles todo nuestro tiempo, es algo invalorable. Tanto para ellos como para nosotras. Besos y feliz regreso por aquí !! :)

    ResponderEliminar