domingo, 30 de marzo de 2014

Tomá asiento

Esta vez le tocó a los fiaca que había en casa. La verdad es que ya no tenían nada que ver con nada y les hice un fashion emergency provisorio. Realmente no sé si van a durar tanto, mientras le dan un touch junior a la casa y me excuso con que tengo tres pequeñas.

Te muestro cómo eran y cómo me quedaron. Nota mental: si les voy a pegar algo, que sea antes de coser todo, después es un trabajo de locos!
                       
         






Pegar, o mejor dicho, coser las letras fue un laburo chino, pero no puedo negar que disfruté el proceso. Lo que me gusta es que como son dos, los puedo apilar, y quedan a la altura del sillón, como si fuera otro lugar más para sentarse, o si las nenas quieren, los tiran al piso y los usan como colchones para la tele.


Otra mirada

Lo primero que se me vino a la mente fue que muchas veces tengo que tomar asiento para encontrar cosas lindas y económicas para decorar mi casa. Tengo miles de cosas (exagerando un poco, claro) esperando ser cambiadas en la primera oportunidad (entiéndase por oportunidad oferta, inspiración o regalo).
Pero si sigo mirando, creo que muchas veces en la vida nos tenemos que sentar para refrenar nuestra lengua, nuestro enojo, nuestra frustración. Para tomar aire y contar hasta 10 para llevar paz y no pelea a algún amigo, empleado, esposo, hijo, padre, madre y cualquier otra persona que quieras agregar a la lista.
Ojo, no digo que siempre me sale! Pero la verdad que estaría bueno tener un Relax con unas lindas nubecitas a mano para recordarme parar y pensar antes de decir algo que minutos después tenga que lamentar. Un Relax para construir y no seguir a toda máquina llevándome todo por delante. Qué desafío, no te parece?



2 comentarios: